Close
April 14, 2022
TobaccoDemocracy

Comunicado de Prensa Inmunizar las negociaciones del Tratado Internacional de la OMS sobre las Pandemias contra quienes se benefician de ellas

Sociedad civil pide equidad, transparencia y rendición de cuentas durante las audiencias públicas

GINEBRA, SUIZA—Se están llevando a cabo audiencias públicas con diversas trabas para el acuerdo global propuesto por la OMS sobre prevención, preparación y respuesta ante pandemias (Tratado sobre las Pandemias). El proceso de negociación que comenzó desde Febrero ya está generando preocupaciones importantes, entre las cuales se encuentra quién puede ofrecer aportes sustantivos y cómo se armonizará la negociación del tratado, con la revisión de la OMS del vehículo existente para abordar emergencias de salud, incluidas las pandemias. Más de 200 organizaciones de la sociedad civil (OSC), expertos en salud y legisladores hicieron un llamado a los miembros del Organismo Internacional de Negociación (INB por su siglas en Inglés) y a los negociadores para que cambien de rumbo sin demora.

Lo que está en juego, afirma la sociedad civil, es que la historia se repite. Millones de muertes. Abrumadores costos de atención médica. Medios de subsistencia diezmados. Enfermedad generalizada y grave. Todo gracias, en gran parte, a la “falta de cooperación internacional” y al hecho de no reconocer plenamente “la injusticia inherente y las desigualdades estructurales exacerbadas por tales crisis”; complejidades que no pueden abordarse adecuadamente con un enfoque puramente biomédico, si se quieren evitar futuras pandemias.

En su carta, los signatarios piden al INB que inocule el proceso contra la “influencia indebida del sector privado y sus poderosos cabilderos”. Los intereses comerciales y sus representantes han impedido que las vacunas financiadas con fondos públicos lleguen a millones de personas necesitadas. Han utilizado la crisis de la pandemia para avanzar en la privatización de la atención médica, a menudo con el apoyo de los círculos de desarrollo internacional. Y la propiedad de las corporaciones farmacéuticas por parte de la industria tabacalera, ya se está convirtiendo en una potencial puerta trasera para que los perpetradores de otra crisis de salud global influyan en cómo se gobernarían las pandemias en el futuro. Sin embargo, el liderazgo de la OMS insiste en adoptar un “modelo de múltiples actores” en este proceso de elaboración de tratados, invitando a tales intereses comerciales en conflicto a sentarse a la mesa como “partes interesadas relevantes”.

“Estamos en la primera bifurcación en el camino del tratado. ¿Seguirán los negociadores un camino que permita que grandes intereses creados dirijan el proceso? ¿O establecerán los delegados de los Estados miembros la primacía de los derechos humanos y las salvaguardias indispensables contra la interferencia política de las empresas?”, dijo Ashka Naik, directora de investigación de Corporate Accountability.

Tanto la OMS como el INB afirman estar considerando los precedentes del único otro tratado de la OMS como guía, el innovador Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT). El CMCT no solo tiene disposiciones y directrices estrictas sobre conflictos de intereses, sino que sus negociaciones han involucrado durante mucho tiempo una participación amplia y constante de la sociedad civil. Esto a pesar de los intentos de la industria tabacalera de garantizar lo contrario a principios de la década de 2000. Como señala la carta, “la transparencia limitada en el proceso de INB hasta el momento es motivo de gran preocupación”. Los detalles de las audiencias públicas, incluidos los horarios, los procedimientos y otros temas clave, solo estuvieron disponibles hasta la semana pasada. Aquellos que son seleccionados para testimonio oral “sustancial” no tienen más de dos minutos para hablar; mientras que las presentaciones escritas “abiertas” están limitadas a no más de 250 palabras.

“Las audiencias públicas son bienvenidas, pero tememos que sean poco más que un mero cumplimiento de requisitos. La participación amplia y sustantiva de la sociedad civil debe ser una parte duradera y vital del proceso, no algo esporádico”, dijo Nicoletta Dentico, copresidenta del Centro de Salud Global de Ginebra (G2H2 por sus siglas en Inglés). “Además, los elementos del tratado deben estructurarse en función de una visión ex-ante coherente con lo que los países necesitan de manera realista para prevenir y prepararse para futuras pandemias, en lugar de una larga lista de compras de elementos proporcionados apresuradamente en unas pocas semanas”.

Otra preocupación principal planteada en la carta de las OSC es el continuo descuido de la comunidad internacional de las “dinámicas interconectadas” que contribuyen a las pandemias. Por ejemplo, “la producción de alimentos y la cría de ganado insostenibles, el comercio de vida silvestre, los estilos de vida y los sistemas de consumo intensivos en recursos” provocan y exacerban las pandemias mundiales. El propio modelo para brindar atención médica es igualmente fundamental para las aspiraciones del tratado.

“Discutir la estrategia para la prevención y preparación para futuras pandemias conlleva, entre muchas otras decisiones radicales en la gobernanza económica del mundo, una clara opción sin compromisos para los sistemas universales y de salud pública en países”, dijo Giulia Grillo, ex Ministra de Salud de Italia. “Esta es la única barrera confiable para salvaguardar una sociedad cuando surge un brote, y debe ser apoyada financieramente, sin dudarlo, por el interés público”.

Estas preocupaciones se están planteando en las audiencias públicas de esta semana. La Asamblea Mundial de la Salud, que tendrá lugar a finales de Mayo entrante, presenta la próxima coyuntura vital para el tratado naciente. El texto del borrador del tratado se anticipa para Septiembre de este año.

###

Recursos adicionales (Disponibles en inglés)

  1. Carta abierta de las OSC sobre el proceso INB (marzo de 2022).
  2. Informe: La política de un tratado sobre pandemias de la OMS en un mundo desencantado (noviembre de 2021).
  3.  Comunicado de prensa: Informe de la sociedad civil plantea preocupaciones sobre el tratado sobre pandemias propuesto (noviembre de 2021).
  4. Historia del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (2009).

Acerca del Centro de Salud Global de Ginebra (G2H2)

El Centro de Salud Global de Ginebra es una asociación con una estrategia de membresías, creada en Ginebra en 2016 para proporcionar un espacio y permitir que la sociedad civil se reúna, comparta conocimientos y cree iniciativas para abogar por una gobernanza más democrática de la salud global. Los valores que guían e impulsan su trabajo son la creencia en la democracia con equidad en la diversidad; dignidad; rendición de cuentas y transparencia; y la ética y la justicia.

Sitio web: g2h2.org Twitter: @G2H2_Geneva

Sobre Corporate Accountability

Corporate Accountability es una organización de membresía de más de 40 años, cuya defensa, investigación y estatus oficial con la Organización Mundial de la Salud ayudaron a facilitar el desarrollo de un código global de comercialización de sucedáneos de la leche materna, recomendaciones sobre la comercialización de alimentos y bebidas no alcohólicas a los niños, y el Convenio Marco para el Control del Tabaco. Con personal, junta directiva, miembros y socios en todo el mundo, Corporate Accountability se enfoca a construir un mundo arraigado en la justicia donde las corporaciones respondan a las personas, y no a la inversa.

Para consultas de medios, por favor contactar

Neha Gupta, communications@g2h2.org Nick Guroff NGuroff@corporateaccountability.org


CLOSE
Corporate Accountability
 
Our Movement Needs You
You’ll receive email action alerts from Corporate Accountability.